La Plataforma ha informado, mediante nota de prensa, que, aunque las quejas de la vecindad son continuas en el tiempo, el pasado mes de julio han recibido muchas denuncias de personas del entorno sobre “humos y olores”, a las que han acompañado fotos y vídeos. Por la dirección del viento durante el pasado mes, fecha en que ocurrieron los hechos, la zona más afectada ha sido la de Levante.

Las denuncias de la vecindad no son episodios esporádicos, sino reiteradas y continuadas acciones de contaminación de la cementera, que son duraderas en el tiempo, y graves porque se está incinerado residuos como fuente energética sin que haya constancia de que cuenta con autorización de la Administración Municipal. “Estos hechos, denuncia la Plataforma, se producen por las noches cuando la vecindad duerme, por lo que al abrir las ventanas de sus dormitorios, se ven gravemente afectadas“.

Ante estas reiteradas denuncias vecinales, la Plataforma Córdoba Aire Limpio ha dado traslado formalmente de dichas denuncias a la Delegación Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y a la Gerencia Municipal de Urbanismo solicitando, por un lado, que la empresa acredite el correcto funcionamiento de los filtros por Entidad independiente homologada por la propia Administración y, por otro, que se informe a la Plataforma de las causas de estos incidentes y de las explicaciones que hayan dado los responsables de la factoría cementera.

Las fotos están tomadas el 20 de julio (portada) y los días 10 y 22.