La Plataforma Córdoba Aire Limpio se congratula con la noticia de que la Gerencia Municipal de Urbanismo ha desestimado el recurso de reposición que fue presentado por la cementera COSMOS contra la resolución mediante la cual, el organismo municipal le denegaba licencia para la valorización de residuos y su uso como combustible alternativo en la fabricación de cemento. La Plataforma, que venía reclamando reiteradamente esta medida, quiere recordar que la cementera viene realizando esta actividad sin licencia municipal desde agosto del 2016, a pesar de las denuncias presentadas por los colectivos ciudadanos.

La Plataforma estima que finalmente la Gerencia de Urbanismo ha aceptado los sólidos argumentos que a lo largo de su lucha contra la incineración ha venido exponiendo y en los que no ha cejado de incidir.

Córdoba Aire Limpio defiende que la incineración de residuos es una “nueva actividad”, que se pretende ejercer en dichas instalaciones industriales, y no un mero cambio de combustible; tesis que así ha sido reconocido por sentencia de casación del Tribunal Supremo y que, como nueva actividad, es imprescindible contar con licencia municipal expresa y no solo con una “autorización” de la Delegación Territorial de Medio Ambiente, cuestiones que son dos cosas bien distintas, pues la segunda no tiene vigencia hasta que no se cuenta con la autorización municipal correspondiente, como así se le indica expresamente a la empresa en todas y cada una de las autorizaciones que se le ha otorgado, y de lo que ha hecho caso omiso. Desde la Plataforma se entiende que COSMOS mantiene una política de creación de confusión en los medios de comunicación social.

También recuerda este colectivo que, cuando se otorgó la Autorización Ambiental Integrada en el 2007, se hizo con una prácticamente falta de información pública (el anuncio se publicó un 30 de diciembre del 2006, en pleno período navideño), por lo que no hubo reacción ciudadana. “Con el transcurso del tiempo, las mejoras de la legislación y conciencia medioambiental y el estudio detenido de la cuestión, la propia Gerencia Municipal de Urbanismo ha presentado documentación suficiente ante los organismos competentes, en la que se opone a la implantación de la actividad de la incineración en la cementera COSMOS porque va contra las disposiciones del Plan General de Ordenación Urbana actual.” De ahí, entiende la Plataforma, que haya negado la licencia de incineración de residuos a COSMOS.

Aire Limpio expresa que siempre ha manifestado que en el Plan General de Ordenación Urbana queda meridianamente expresado, sin la menor confusión posible, que no es posible incinerar residuos en la actual ubicación de la cementera, por lo tanto, es una cuestión que urbanísticamente debería estar resuelta desde hace tiempo y así lo ha venido reivindicando. Ello con independencia de las advertencias que la plataforma ha estado publicando sobre el impacto que la incineración produce sobre el medioambiente y la salud sobre los ciudadanos de los populosos barrios de su entorno; un entorno que cada vez está más densamente poblado pues se están levantado nuevas urbanizaciones junto a la cementera, habiendo quedado la fábrica totalmente dentro del casco urbano, ya que a los tradicionales barrios de Valdeolleros, Fátima y Levante, se están sumando nuevas urbanizaciones.