La Plataforma Córdoba con Palestina se personó el pasado miércoles 27 de noviembre en la Subdelegación del Gobierno en Córdoba para pedir explicaciones por la intervención policial en la que la policía nacional identificó a jóvenes palestinos que participaban en el acto convocado por la Plataforma en la tarde del martes 26, en conmemoración del Día internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino.

El acto, convocado por la Plataforma, estaba comunicado a la Subdelegación conforme a lo dispuesto en la legislación y se estaba desarrollando con total normalidad en el entorno del Árbol de la Resistencia del Pueblo Palestino situado en los jardines de la Agricultura (Los Patos).

A la vista de esta intervención arbitraria de identificación selectiva, tanto la Plataforma como alguno de los colectivos que forman parte de ella ya habían mostrado en la tarde del mismo martes 26 su indignación a la Subdelegación por diferentes cauces, acordando al finalizar la convocatoria personarse en las dependencias de ésta en la mañana del miércoles para pedir explicaciones ante conducta tan arbitraria y antirreglamentaria.

En la reunión celebrada en la mañana del miércoles, a la que no asistió la Subdelegada por encontrarse ausente, la Plataforma ha sido atendida por el asesor de ésta que trasladó a la Plataforma las disculpas de la comisaría por la intervención de identificación realizada, calificando la misma, literalmente como “desafortunada”, dejando constancia de que se está recabando información en el seno de esta dependencia para determinar de quién y con qué motivación partió la orden de identificar a los miembros de la expedición palestina presentes en nuestra ciudad. Igualmente expresó el compromiso de la Subdelegación de mantener un nuevo encuentro con la Plataforma en los próximos días para dar traslado a ésta de las razones de la intervención de identificación.

La Plataforma dejó constancia en la reunión de la preocupación de las organizaciones participantes en la misma por los motivos últimos de esta intervención de identificación, que podría suponer una vulneración de un derecho fundamental del pueblo palestino, reconocido de forma repetida por Naciones Unidas, como es el derecho a reivindicar el fin de la ocupación de Palestina por el estado de Israel y la devolución de los territorios ocupados. La Plataforma expresó su preocupación también por la posibilidad de que esta intervención de identificación pudiera ser utilizada por los servicios de inteligencia israelí para ordenar represalias contra los activistas palestinos presentes en Córdoba por haber mostrado la realidad de la política de apartheid que el estado de Israel ejerce de forma sistemática contra el pueblo palestino, pues es sobradamente conocida la feroz represión de este estado sobre cualquier voz disidente con la política sionista de expansión sobre el territorio palestino.