Escena de la Última Cena de Viridiana, de Luis Buñuel

Una vez un político dijo que las personas que gestionan el dinero de la comunidad deben estar bien pagadas, porque eso evita sucias tentaciones que puede generar la precariedad en las mentes de quienes llevan las cuentas. Tiene su lógica, y en Córdoba parece que lo llevamos al extremo, porque sus ediles (no al completo, por voluntad propia) tienen una muy pero que muy buena remuneración.

Según informa El Confidencial, ediles de PP, Ciudadanos, PSOE y VOX (Dios los cría…), actualmente, cobran 200€ en concepto de dieta cada vez que asisten a los Consejos de Administración de las empresas municipales. Nótese la importancia de la acotación “actualmente”. Sí, están cobrando por ir del salón al despacho de su casa (o dónde se apañen) para conectarse a una reunión online… Concejales y concejalas de IU y Podemos, los otros grupos que conforman el pleno municipal, han renunciado a esta retribución que parece (incluso ya lo parecía en la realidad precovid) algo desmesurada, sobre todo porque sale de las arcas públicas que sostenemos entre toda la ciudadanía.

Las colas del hambre, el ingreso mínimo vital, el ERTE, los círculos familiares de apoyo… Eso son realidades actuales de miles de personas en Córdoba, pero no de las que son ediles municipales, y mucho menos de las que se embolsan, como extra de su sueldo, más del 20% del salario mínimo interprofesional en 50 minutos (que es lo que duran de media estas reuniones) y en pantuflas, al calor del braserito cordobés.

Ustedes dirán que vaya jeta se gastan, pero entiéndanlo, sufren lo público y deben asistir a Consejos de Administración tediosos y complicados. Así que no enfurezcan y acepten un buen consejo: busquen un trabajo en el que tengan que asistir a Consejos remunerados, y si es desde casa, mejor que mejor.