Los datos de la Agencia Tributaria evidencian que las multinacionales pagan sólo en torno al 6% de sus beneficios, mientras que el resto de las empresas lo hacen en torno al 15% de media. Antes de la crisis de 2008, las multinacionales pagaban en torno al 15% y el resto de empresas casi en el 30%.

La CEOE, alega que los datos ofrecidos para la Agencia Tributaria ofrece una imagen desvirtuada en el caso de las multinacionales, porque no están teniendo en cuenta determinadas particularidades propias de estas empresas.

Existe un debate muy interesante sobre si las empresas multinacionales pagan proporcionalmente menos impuestos que el resto de empresas, lo cual contravendría absolutamente el principio de equidad fiscal a partir del cual se establece que los agentes económicos con mayor capacidad económica deben pagar proporcionalmente más. Eduardo Garzón nos lo aclara.

Vía Saque de Esquina.