Hace unos días conocimos que Unidas Podemos proponía un nuevo impuesto a las grandes fortunas con motivo de la crisis económica derivada del coronavirus, ¿esta medida es apropiada en un momento como este? ¿se recaudaría mucho dinero? ¿provocaría una fuga de capitales?

Este nuevo impuesto sería del 2% para los patrimonios netos de más de 1 millón de euros, del 2,5% a partir de 10 millones, 3% a partir de 50, y 3,5% a partir de 100. Además, habría que descontar la vivienda habitual hasta los 400.000 euros, y también el ajuar doméstico.

Los técnicos de Hacienda calculan que el tributo afectaría sólo a 114.000 personas en España (0,24% de la población, los más ricos). Unidas Podemos estima que la recaudación aumentaría en 11.000 millones de euros, y los técnicos de Hacienda algo menos, 9.800 millones. Es un volumen 10 veces superior a lo que se recauda por el actual impuesto de patrimonio, a pesar de que éste afecta a casi el doble de personas, unos 200.000 contribuyentes.

Hay muchos estudios que señalan que los ultrarricos tienen su dinero y su patrimonio inutilizado. Según en estudio de Market Watch, los ultrarricos estadounidenses sólo utilizan el 1% de todo su patrimonio para crear empresas que crean empleo. El resto, el 99% se utiliza para comprar y vender propiedad inmobiliaria, para comprar bonos públicos, y para otras actividades de uso personal o actividad especulativa. Otro estudio, de la empresa Mendelsohn Affluent, señala que en vez de ser el 99% es el 98%.

Fuente: Eduardo Garzón.