CIC- Batá ofrece una alternativa a la actual situación de crisis a través de un proyecto de formación con la inclusión como objetivo para superar la vulnerabilidad actual que sufren muchas personas.

En la situación de crisis socio sanitaria en la que seguimos inmersos, la brecha digital no deja de crecer y se aprecia con más intensidad en los sectores población más vulnerables, siendo una clara causa de exclusión social para personas residentes de estas zonas, como pasa en nuestros barrios de Las Moreras, Las Palmeras y el Distrito Sur de Córdoba. La asociación CIC Batá, que lleva más de 25 años trabajando por una sociedad inclusiva, puso en marcha el pasado mes de Agosto el proyecto “TIC para la inclusión sociolaboral”, enmarcado en la Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social (ERACIS).

Imagen de una acción formativa

Bajo el lema “Tecnologías para todas las personas #SinExclusión”, se está contribuyendo a reducir la brecha digital a través de un programa de actividades de información, sensibilización y formación en competencias digitales, especialmente aquellas que favorecen la incorporación al mundo laboral y la participación en la sociedad digital. Así se están llevando a cabo actuaciones individuales y grupales tanto en formato no presencial (atenciones teléfonicas) como presencial (con aforo limitado y en un ambiente seguro, aplicando todas las recomendaciones sociosanitarias de la COVID-19). El programa incluye contenidos como alfabetización digital, herramientas en la nube, teletrabajo, trámites electrónicos, certificado digital, sistema Cl@ave y DNI-e, redes sociales profesionales, trabajo en equipo, búsqueda de empleo, etc. También se incluye la sensibilización sobre igualdad entre hombres y mujeres, la promoción y el acceso a los medios digitales existentes, así como el uso de los Centros de Acceso Público a Internet.

Hasta el momento son más de 100 las personas atendidas y se han organizado e impartido un total de 13 talleres grupales.

Marta Casas, educadora del equipo ERACIS de CIC Batá, nos explica que son aún muchas las personas que no disponen de medios, información o conocimientos para aprovechar los beneficios socio-laborales que el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) ofrecen. Estamos atendiendo a personas que se encuentran más bien con un muro digital en lugar de con una brecha, máxime en este tiempo de pandemia que nos está obligando a incorporar las TIC en todos los ámbitos de nuestra vida.

Este proyecto está subvencionado por la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía y la Unión Europea a través del Fondo Social Europeo. CIC Batá lleva 25 años interviniendo en zonas desfavorecidas o zonas con necesidades de transformación social en la ciudad de Córdoba y en diversas materias para la inclusión y la cohesión social, como, por ejemplo, la formación, orientación e inserción sociolaboral, la inclusión y la lucha contra la brecha digital, la comunicación, educación y cultura.