Juan Rivera Reyes. Profesor de Historia.

Ha sido convocar elecciones generales para ver si al “pobretico Sánchez” los resultados le sirven de Trankimazin y puede recuperar el sueño que le quitan Iglesias y Unidas Podemos y aflorar como champiñones los amantes de las “Es”.

Ese sector de la “gauche caviar” que bajo la coartada de “España y su estabilidad ante todo” juega a ser equidistante (la culpa de repetir las elecciones la tarifan sin análisis al 50%), exquisito y estupendo.

Como mala réplica del anuncio de Varón Dandy en lugar de “vuelve el hombre”, el ambiente en algunas zonas de la Izquierda alternativa se ha vuelto a impregnar de tufo a loción añeja. Esa que ya envolvió los cuellos de Guerreiro, Curiel, Peralta, López Garrido o Rosa J. Aguilar. Una esencia que mantiene la fragancia de dignidad y crítica extrema a la organización matriz solo lo que tarda en llegar un cargo o una carantoña desde el felipismo, zapaterismo o sanchismo de turno. La que huele a “aguas devueltas al cauce natural” del Bipartidismo. La que lleva en su etiqueta: “Subordinada a los intereses del PSOE. Siempre subalterna, nunca alternativa”. 

La que usan quienes encarnan la cuadratura del círculo: moscas cojoneras, siempre zumbando y protestando, cuando militaban en el PCE, IU, Podemos,Unidas Podemos…transformadas al coger el paraguas/carnet del puño y la rosa -una vez alcanzada la orilla de la “responsabilidad” en la que campa el Régimen borbónico- en silentes y disciplinadas esfinges de piedra.

Está visto que nuestro sino es no librarnos de las sagas interminables, así que toca de nuevo protagonizar, cual Rockys Balboas, la próxima entrega de “Divido para ganar”. Otra vez saltan espontáneos a transitar la conocida senda de Carrillo Solares y en nombre de la “Unidad” practicar el “No importa lo que saque, importa lo que quito”. Y, como siempre en estos casos, bendecidos públicamente por IBEX 35, CEOE, La Sexta y todas las élites preocupadas porque un mal despertar en forma de resultado imprevisto dé al traste con la jugada del inquilino de la Moncloa. Ése que duerme como un bendito con Leyes Mordaza, no aplicación de la Memoria Histórica, privilegios de la Iglesia, recortes sociales y tantos otros problemas de España que, en lugar de alterarle el biorritmo, parecen relajarlo como si contase borregos.

Con lo difícil que nos resulta en este país ponernos de acuerdo para algo, chirría -por llamativa- la alegría unánime de poderes fácticos, medios de difusión ideológica y partidos del Sistema tras conocer la iniciativa de Más Madrid. Que se lo pregunten por ejemplo a Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid. No se corta un pelo en manifestar su apoyo al movimiento de los Errejon´s boys porque dividen a la Izquierda. (eldiario.es).

Otra vez MÁS es menos. No hay mejor servicio a la causa del Bipartidismo PP/PSOE que te caiga en el regazo un “compañero de viraje” así. Me imagino al monarca hijo del emérito telefoneando cariñosamente al cabeza de la movida: “¿Iñigo bonito ¿qué quieres para Reyes?”

¿Y nosotros? Al igual que teníamos claro que no iba a darse el gobierno de coalición porque no lo iban a consentir quienes mandan en España sin presentarse a elecciones, también tenemos claro que la fórmula de Unidas Podemos, pese a todos sus peros y fallos, es en estos momentos la línea a seguir. Y que la única salida del laberinto pasa por dar el callo y tener el tajo en los movimientos sociales. Combinando trabajo en la calle con osadía y seriedad en las propuestas. Sin mendigar,al contrario excluyendo un “dame algo” postelectoral ,si de verdad  buscamos hegemonía y no migajas.

Con esa apuesta ya sabemos que tenemos ganada otra temporada la etiqueta de “filoterroristas-separatistas-bolivarianos”. Tres en una, como las triadas de dioses clásicos. Pues a coleccionarla como imán de frigorífico y ponerla para que la vean las visitas junto a la de comunistas visionarios.

Mejor que nos digan “eres un radical” a que nos loen por ser “un audaz”. Que al acento andaluz lo carga el Diablo y muchas veces no distingue la “z”. A poco que te descuidas terminas siendo el Audax que junto a Minuro y Ditalco apuñala a traición.

Entretenimiento mental: Enumera en silencio quien se alegra del surgimiento de una “nueva izquierda” y saca conclusiones. Pues eso.

Fuente: Colectivo Prometeo.