CTA informa de la intención de privatizar el servicio de alumbrado que ya fue parado al anterior gobierno del PP de nuestra ciudad

CTA denuncia la situación de precariedad del servicio de Alumbrado Público del Ayuntamiento de Córdoba que ha estado trabajando en la ciudad y sus barriadas periféricas pese a “la escasez de medios materiales y humanos” compensados, eso sí, con “el esfuerzo de todos los compañeros que formamos parte de esta unidad”.

Igualmente señalan que a partir de febrero de este año 2020 los centros educativos de Educación Infantil y Primaria perderán el mantenimiento llevado a cabo por esta unidad, pasando a “otra unidad en la cual no existen electricistas del Ayuntamiento, únicamente dos personas contratadas por el plan Emplea, a las cuales les quedan dos meses escasos de contrato, aparte de no tener herramientas ni material para esta labor”.

El sindicato hace un llamamiento al poder municipal y sus cargos de gestión ante la evidencia de un recorte presupuestario de más de un cincuenta por ciento anual desde los últimos 8 años, donde además requería de inyecciones económicas para el mantenimiento del mismo.

CTA pone de manifiesto que el servicio no solo realiza las labores de mantenimiento que son de su responsabilidad, sino que además han convertido las críticas en halagos gracias a su labor y la capacidad de realizar trabajos como “ instalación de puntos de voz y datos, reforma de instalaciones y cuadros eléctricos, remodelación de la iluminación” que una empresa privada facturaría a parte, entre otras actuaciones a todas luces denunciables.

Tirando de histórico recuerdan que “ en el período 2011-2015 con el PP al frente de la corporación municipal intentaron privatizar el servicio completo, pero gracias a la lucha de todos los trabajadores de alumbrado y de infraestructuras en general y al apoyo de otros muchos compañeros/as conseguimos evitarlo”, al igual que remarcan que “entre 2015-2019 con PSOE-IU dirigiendo el Ayuntamiento no se intentó privatizar pero tampoco se hizo nada por reforzar el servicio”, además de ver incumplidas multitud de promesas, como en el resto de áreas y servicios.

El sindicato asegura que “con el personal suficiente podríamos encargarnos hasta de la sustitución de las viejas luminarias por las actuales de led, trabajo que realizan las empresas privadas” y se reafirman en la lucha aseverando que “no nos quedaremos de brazos cruzados viendo como desmantelan Alumbrado Público ni cualquier otro servicio del Ayuntamiento. Apostamos por unos servicios públicos de calidad, y un empleo con condiciones de trabajo y sueldo dignos”.