Hablamos de APDHA, OTAN
APDHA reclama la implicación de la ONU y la UE para lograr una salida pacífica a la guerra

Se suma a las movilizaciones por la paz y contra la OTAN.

Lamenta que la OTAN ni busca, ni garantiza la paz ni la seguridad

28 junio, 2022

Imagen de la reciente protesta contra las jornadas sobre la OTAN en la UCO

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) ha reclamado, con motivo de la celebración de la Cumbre de la OTAN en Madrid, los próximos 29 y 30 de junio, una implicación real de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y de la Unión Europea (UE) para que promuevan un proceso negociador para conseguir acuerdos que permitan una salida pacífica, tras el ataque ilegal de Rusia a Ucrania.

La organización estima que el papel de agente de paz es incompatible con la OTAN, por lo que entiende que debería empezar un proceso de desmantelamiento y, en todo caso, en cuanto a España, la no participación en la misma. Además, la asociación reafirma su total oposición al aumento de los gastos militares, que en su opinión, “está en contradicción con el rol que debería jugar España y con las necesidades sociales de nuestro pueblo”.

Asimismo, manifiesta su respaldo a las movilizaciones anti-OTAN convocadas, y llama a la participación de la ciudadanía para mostrar su rechazo a la OTAN.

Para la APDHA, la guerra desatada por Rusia contra Ucrania, que esta organización ha condenado sin matices, “no solo ha vulnerado gravemente la legalidad internacional, sino que ha provocado decenas de miles de víctimas y una oleada de personas refugiadas en Europa como no se conocía desde la Segunda Guerra Mundial”. Además, asegura, ha supuesto un terremoto económico, una obligada reconfiguración de los mercados de la energía, inflaciones galopantes en buena parte del mundo y graves problemas para el abastecimiento de productos básicos, que puede originar una tremenda hambruna en algunos países de África.

La guerra de Rusia contra Ucrania, prosigue, también ha contribuido a que se ponga en marcha toda una operación destinada a legitimar a la OTAN ante amplios sectores de la población como único garante de seguridad, proporcionarle argumentos para diseñar nuevas estrategias que le den razones de ser y justificar un aumento generalizado de los presupuestos militares de los países miembros como nunca se había visto, en España, “nada menos que duplicar los gastos militares actuales”, destaca.

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía critica que “la OTAN no puede disfrazarse de organización defensora de la paz y la democracia”. Por eso, la APDHA explica que la OTAN “significó para Europa la supeditación a la estrategia militar y económica de EE.UU., crear escenarios de confrontación en Europa y no en EE.UU., como la famosa y peligrosa crisis de los euromisiles, llenar Europa de bases americanas y armas nucleares, etc”.

Parecería razonable, indica, «que con la disolución de la URSS y del Pacto de Varsovia en 1991, al quedar sin su “enemigo fundacional”, la OTAN iniciara también un proceso de distensión y desmantelamiento propio«.

Según la APDHA no ocurrió así, sino todo lo contrario. A partir de los 90 se buscaron nuevos enemigos y se involucró a sus miembros en la guerra global contra el terrorismo a partir de 2001, que incluía de forma más o menos explícita el control y protección de recursos energéticos estratégicos. “De hecho, la OTAN comenzó a actuar en diversos escenarios internacionales al margen de la ONU e infringiendo el mandato explícito de la Carta de las Naciones Unidas”, critica. Fue el caso del bombardeo de Kosovo en 1999, la intervención y ocupación de Afganistán en 2011, la guerra y ocupación de Irak a partir de 2003, o los ataques militares a Libia en 2011, ejemplifica la organización.

Ahora en 2022, Madrid acoge otra importante cumbre de la OTAN. En la misma, se quiere llevar a cabo una tercera refundación estratégica. “Primero, para venderse como una estructura de lucha por la democracia y contra los regímenes autoritarios -excepto los propios claro-. Segundo, para consolidar la deriva de incremento del gasto militar generalizado tan cara al entramado industrial-militar. Y tercero, para actuar frente a las consecuencias del cambio climático, pero no para limitarlo, sino para impedir que recursos estratégicos puedan dejar de estar bajo control y caigan en manos de terceros no controlables”.

Para la APDHA, «la OTAN no es una organización para la paz y la seguridad, por lo que repudia la pertenencia de España a la misma«. España ingresó en la OTAN en 1982 entre una gran oposición de la mayoría de la gente. Tanto es así que el PSOE, una vez cambiada su posición a favor de la OTAN, se vio obligado a convocar un referéndum en 1986, que ganaron por escaso margen los atlantistas.

La nota de prensa de la APDHA concluye asegurando que “los diferentes Gobiernos han vulnerado las condiciones que se votaron en aquel referéndum y que hoy nadie quiere recordar: la no integración en la estructura militar, no permitir armas nucleares en España y la reducción progresiva de las tropas de EE.UU. en España”, por lo que entiende que es necesario retomar la pertenencia a la OTAN y cuestionar su actuación en el marco internacional.

Antonio Manuel: «la bandera del país de los sueños»

Antonio Manuel: «la bandera del país de los sueños»

Alquimia literaria que viste de falso lo que no deja de ser cierto. Un pretexto infantil para enterrar los pretextos adultos de los que hablaba Félix Grande: “Esa tristeza de hombres y de mujeres que es casi todo cuanto la vida nos permite”. Aquel lugar fantástico al...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.