Hablamos de AREMEHISA
AREMEHISA sale al paso de las declaraciones de Antonio Álvarez, concejal de Cs y Presidente de CECOSAM sobre las exhumaciones

31 julio, 2021

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aguilar de la Frontera, AREMEHISA, ha respondido mediante nota de prensa al concejal de Cs, miembro del cogobierno municipal, Antonio Álvarez, que respondió en el pleno del pasado día 29 a la pregunta de la concejal de IU, Alba Doblas, sobre la denuncia de esta asociación memorialista de pasividad, abandono y falta de transparencia de CECOSAM. En esta ocasión hemos estimado oportuno la transcripción íntegra de la nota de prensa de AREMEHISA, enviada a los medios de comunicación:

Ante las afirmaciones del presidente de la empresa municipal de cementerios CECOSAM, Antonio Álvarez, en respuesta a la pregunta planteada en el día de ayer en el Pleno del Ayuntamiento de Córdoba por Alba Doblas, edil de Izquierda Unida, AREMEHISA considera necesario aclarar:

  1. AREMEHISA solicitó permiso para intervenir la sepultura número 5 del cuadro de San Ramón del cementerio de La Salud en calidad de miembro integrante del proyecto internacional ´Renée Lafont Quest´ que, además de la búsqueda de los restos óseos de la periodista francesa Renée Lafont, tiene también por objeto la de otros ciudadanos franceses que fueron asesinados en Córdoba, como es el caso de, por ejemplo, Edmond Padovani Salducci.
  2. Nunca, en ningún documento, AREMEHISA ha declarado estar buscando de nuevo a Renée Lafont. De hecho, el 14 de marzo de 2019, y en el marco de las intervenciones realizadas en el cementerio de La Salud para la localización de víctimas de la represión franquista, esta asociación afirmó públicamente en rueda de prensa que los restos hallados en la sepultura número 6 del cuadro de San Ramón (no en la número 5), a falta del aval científico que otorgan las pruebas de identificación genética, coincidían arqueológica, histórica y documentalmente con el cuerpo de Renée. Si el señor Álvarez hubiera tenido la deferencia de recibir a la asociación, lo sabría.
  3. AREMEHISA lamenta que el señor Álvarez obvie que la asociación realizó, de forma conjunta, hasta tres peticiones:
    a) Que no se realizara ninguna labor de desinfección en tres cuadros concretos del cementerio ni se retiraran elementos visibles que pudieran aportar valor a la investigación de las fosas comunes.
    b) Autorización administrativa para intervenir la sepultura número  5 del  cuadro  de San Ramón, especificando por escrito el coste de  los trabajos  sería asumido íntegramente por la asociación. La intervención se solicita en la sepultura 5, que CECOSAM certifica como vacía de contenido y que el equipo técnico que dirigió los trabajos en 2019 señala como intervenida, aunque realmente nunca llegó a aperturarse.
    c) Que se permitiera el acceso al equipo de antropólogos de AREMEHISA para la toma de muestras de ADN y realización de informe antropológico de los 23 cuerpos exhumados del cuadro de San Ramón del cementerio de la Salud depositados actualmente, y desde 2019, en el cementerio municipal de la Fuensanta y de cuya custodia es responsable el Ayuntamiento de Córdoba. Todo, a fin de poder cotejar en un laboratorio privado las muestras de ADN de las personas exhumadas que, con carácter previo a la intervención de 2019, sabíamos que estaban identificadas documentalmente. El cotejo se llevaría a cabo con las muestras de familiares que esta asociación, gracias a exhaustivos estudios genealógicos y de localización en España y en el extranjero que el equipo técnico encargado de la intervención no contempló realizar en 2019, ha podido rescatar, entre ellos los de descendientes de Renée Lafont.
  4. CECOSAM aprueba las dos primeras peticiones y deniega la toma de ADN declarándose competente solo de la custodia, no de la extracción, cuando en otras intervenciones, por ejemplo en Castro del Río, ha sido el propio Ayuntamiento el responsable de autorizar la extracción. Asimismo, y con carácter previo a la obtención del permiso de intervención, representantes de esta asociación se reunieron con el gerente de CECOSAM, Pedro Ruiz, en dos ocasiones diferentes: el 11 de noviembre de 2019 en las oficinas del cementerio de la Fuensanta y el 29 de noviembre de 2019 en el propio cementerio de La Salud para explicar sobre el terreno el objeto y carácter de los trabajos.
  5. Cuando se anuncia en prensa la intervención y CECOSAM dice que se pone en contacto con la Junta de Andalucía, ambas administraciones ya habían autorizado los trabajos.
  6. AREMEHISA remitió a CECOSAM toda la documentación requerida, a saber: un cronograma de la intervención y la garantía de los trabajos no supusieran coste alguno para la empresa municipal de cementerios. Además, y sin que CECOSAM lo solicitara, AREMEHISA adjuntó el 19 de enero de 2020 un pequeño proyecto detallando los tiempos y plazos de ejecución.
  7. Con la intervención programada para el 8 de febrero de 2020 y los permisos concedidos, y raíz de que AREMEHISA anunciase a la prensa el inicio de los sondeos, el gerente de CECOSAM, Pedro Ruiz, a 48 horas de comenzar los trabajos y con todo el equipo arqueológico, antropológico, topográfico y relativo a las identificaciones genéticas movilizado y preparado, paralizó verbalmente y por teléfono la intervención.
  8. El 20 de febrero, 13 días después de la fecha programada para iniciar los sondeos, el señor Ruiz notifica por escrito la paralización y solicita a AREMEHISA la entrega de un PROTOCOLO DE EXHUMACIONES, en ningún caso un proyecto. Desde AREMEHISA ya se ha aclarado que no le compete la elaboración de un Protocolo de Exhumaciones. AREMEHISA ya había entregado el proyecto el 19 de enero de 2020.
  9. AREMEHISA considera poco serio que, tras casi un año y medio de la presentación del recurso de reposición y de hasta 6 requerimientos entre Defensor del Pueblo andaluz y estatal, el Ayuntamiento de Córdoba no haya contestado al recurso presentado el 19 de marzo de 2020.
  10. En relación al compromiso adquirido para la exhumación de las fosas comunes de los cementerios de Córdoba, AREMEHISA recuerda que estuvo presente en la firma previa invitación del Ministerio de Presidencia del Gobierno de España, y comparte la esperanza de que se pueda llevar a la práctica cuanto antes. No obstante, recuerda que la petición de intervención en la sepultura número 5 es anterior a la firma del citado protocolo. La asociación, que estuvo presente en las intervenciones de 2019 aportando parte de sus estudios y de su equipo, no pretende exhumar las fosas de Córdoba, sino intervenir en una sepultura vacía de contenido y que los encargados de realizar el informe de los trabajos de 2019 declararon como intervenida aunque no lo fue.
  11. AREMEHISA respeta la posición de otros colectivos y, del mismo modo, espera que la relación de respeto sea recíproca y se manifieste en términos de igualdad y lejos de agravios comparativos. La calidad de la democracia depende en gran medida de que el respeto, la libertad y la defensa de las minorías esté bien protegidas.
  12. AREMEHISA recibe multitud de peticiones de familiares represaliados solicitando la localización y exhumación de muchas personas cuyos cuerpos no fueron a parar a ninguna fosa común. Cientos de ellos, con nombres y apellidos, fueron enterrados en sepulturas individuales que quedaron perfectamente documentadas en los registros oficiales de entonces y de ahora. Sus familiares están reclamándolos y ni el Ayuntamiento de Córdoba ni ninguna otra administración debe ni puede negar la oportunidad, al amparo del desconocimiento y la incompetencia, de que estos familiares puedan recuperar sus cuerpos.
¿Nos interesan nuestros bosques?

¿Nos interesan nuestros bosques?

Según nuestro modelo de sociedad, cualquier actividad que realicemos, dentro del marco económico en el que vivimos la gran mayoría, tiene que ser productiva económicamente y, tiene que dar, por lo tanto, unos beneficios económicos a corto plazo. ¿Nuestros bosques...

¿A quién corresponde la gestión de la Mezquita?

¿A quién corresponde la gestión de la Mezquita?

La primera década del presente siglo ha sido nefasta para la gestión de la Mezquita. A medida que iba en aumento el número de visitantes, y las consiguientes ganancias en la tesorería del cabildo catedralicio, a los obispos de la diócesis cordobesa les molestaba cada...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.