Actualmente se contabilizan 326 personas viviendo en la calle, a pesar de lo cual el Ayuntamiento anuncia el cierre de 5 pisos del programa Hábitat de la Red Cohabita.

El Plan Municipal contra el Sinhogarismo, aprobado en septiembre, daba 6 meses para elaborar un proyecto de trabajo. Sólo se ha celebrado una reunión para conocerse sus integrantes.

La Casa de Acogida municipal solo tiene 17 camas; Cruz Roja tiene espacio para 60 personas y Cáritas, para 80 pero todos ellos son recursos temporales de emergencia.

La situación en torno al sinhogarismo se endurece día a día, en la medida en la que siguen habiendo más de 325 personas durmiendo a la intemperie, se reducen los recursos municipales, sobre todo a las soluciones más exitosas en todo el mundo como es la del Housing First, y el número de desahucios sigue en aumento. El Ayuntamiento de Córdoba, y en concreto la Delegación de Asuntos Sociales gestionada por Eva Timoteo, mantiene cerrada la web de la Oficina Municipal de la Vivienda, que evitó miles de desahucios en los cuatro años anteriores. Una situación, en fin, que es insostenible y que están sufriendo personas con nombres y apellidos y vidas tan reales como la de cualquiera. Por ejemplo, Paco Sabariego, Paqui Sánchez y Tahir Zaoui son tres personas con formación, pero desempleadas, y sin hogar, por lo que deambulan por las calles de Córdoba, con lo puesto y una mochila con sus pertenencias.

Córdoba en Común, heredera del que fue Grupo Municipal de Ganemos Córdoba, ofreció ayer una rueda de prensa junta a estas personas en el Parque del Alpargate. Sus portavoces, Ana María Carnero y Jorge Montero, quisieron trasladar a la sociedad, a través de los medios de comunicación, la situación de extrema vulnerabilidad que viven esas 326 personas sin hogar, según el recuento que en 2019 realizó la Red Cohabita en Córdoba capital.

La formación municipalista mostró su preocupación ante la situación de incertidumbre en torno a la Oficina de la Vivienda del Ayuntamiento de Córdoba, con la página web, como comentábamos, desaparecida y sin noticias del futuro de sus recursos humanos y sus funciones. Incluso de su supervivencia. Es necesario recordar la terrible realidad de que, cada semana, doce familias son desahuciadas en nuestra ciudad.

Ana María Carnero denunció ayer en la rueda de prensa la inacción del equipo de gobierno municipal a pesar de su compromiso, aprobado en pleno, de realizar un Plan de Erradicación del Sinhogarismo, a propuesta de Córdoba en Común y presentada por Podemos en septiembre de 2019. En ella, el Ayuntamiento se comprometió a elaborar el plan en un periodo de seis meses, pero, pasados ya cuatro, solo ha realizado una reunión de constitución de una comisión sin más acciones. Al revés, lo que sí ha anunciado el gobierno municipal es el cierre de esos cinco pisos de la Red Cohabita, un programa premiado por la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDH-A) que da una solución habitacional más a largo plazo.

Y todo ello, denunció Jorge Montero, porque la ciudad no cuenta con recursos suficientes para las personas sin hogar, olvidadas y silenciadas por las administraciones, pero que son, al menos, 326 personas que sólo cuentan con camas provisionales: 80 por parte de Cáritas, 60 por parte de Cruz Roja y 17 por parte de la Casa de Acogida Municipal. Todas ellas no son más que un recurso temporal, no una solución permanente.

 

Por ello, Córdoba en Común considera que hay que tomar conciencia de la situación que viven estas personas, a las que se pretende invisibilizar. “Aquello de lo que no se habla, no existe. Tenemos que recordar e insistir a este Gobierno Municipal el deber que tiene para procurar unas condiciones de vida dignas y justas para todos sus vecinos, también para las personas sin hogar”, declaran desde Córdoba en Común, y anuncian que ya se han puesto en contacto con asociaciones y colectivos donde están presentes personas sin hogar con el fin de poner todos los recursos disponibles para poder aliviar su situación.