Las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio, convocadas por el sindicato CTA, se concentraron ayer para protestar por la intención manifestada de la Delegada de Servicios Sociales, Eva Timoteo, de no municipalizar este servicio tan esencial para la vida de más de 2000 personas de nuestra ciudad y por las declaraciones en las que afirmaba que este servicio estaba en riesgo cuando simplemente faltaba una firma suya para prorrogar el contrato actual.

Hace más de dos años se constituyó una comisión municipal, aprobada por unanimidad por el Pleno del Ayuntamiento de Córdoba, para estudiar la viabilidad de la municipalización de este servicio en la que se han presentado numerosos informes, algunos de ellos avalan la legalidad de su puesta en marcha y apuntan un importantísimo ahorro para las arcas municipales (alrededor de 2.5 millones de euros anuales). Las trabajadoras se quejan de la falta de respeto al trabajo de esta comisión a la que se quiere dar carpetazo sin que haya finalizado.

La concentración no fue “estática”, desde el templete del bulevar las casi 100 personas que acudieron se movieron hasta Ronda de los Tejares cantando una canción cuya letra compusieron ellas mismas y despertando la curiosidad de quienes se encontraban en los alrededores.

Estuvimos conversando con Olga Perales, una de las portavoces de estas trabajadoras y del sindicato CTA, que nos explicó qué les ha llevado a esta concetración, una acción más de la movilización por la municipalización de este servicio en la que ya llevan varios años.

Las trabajadoras, que son alrededor de 1000, advierten al equipo de gobierno municipal que no dejarán de movilizarse hasta que la delegada de Servicios Sociales les atienda y responda. Y por lo que hemos visto como la Delegada de Servicios no responda pronto le espera un tiempo bastante más “caliente” que el verano típico cordobés en el que nos encontramos.