El sindicato CTA ha anunciado esta mañana que ha ganado en la Inspección de Trabajo una denuncia interpuesta contra el Ayuntamiento de Córdoba por una persona que estuvo trabajando en el Centro de Proceso de Datos aunque como empleada autónoma. Esta persona tenía su mesa, su ordenador y, siempre según CTA, recibía órdenes directas de los responsables del departamento.

Ahora, el Ayuntamiento tendrá que pagar las cotizaciones a la Seguridad Social de cuatro años y las diferencias salariales de ese mismo período. Asimismo, tendrá que crear la plaza y sacarla a convocatoria de forma regular. El caso ya fue denunciado en el anterior mandato del PP, aunque “algunos Jefes taparon la realidad. Esta vez la situación ha sido flagrante”, señala CTA.

El sindicato critica que “Parece imposible que la Administración, que tiene que tener presunción de legalidad, de forma tan burda e impune, desde recursos humanos se permita este tipo de situaciones”, Situaciones que denuncian “están ocurriendo en otros servicios municipales, todo por no crear la plantilla necesaria, llegan a basar la estructura municipal en autónomos”