En una acción convocada en todo el Estado por redes sociales, la Marea Básica contra el Paro y la Precariedad llama a una cacerolada a las 12’00. Exigen la aprobación en el Consejo de Ministros del martes de una Renta Básica de cuarentena.

Desde la Marea Básica alertan de las situaciones trágicas por las que ya están pasando muchas familias, cuya situación ya era precaria y en la situación de confinamiento aún lo es más.

La Asociación Andaluza de Barrios Ignorados se suma a la acción y pide actuaciones de urgencia en los barrios más desfavorecidos de Andalucía.

La Marea Básica contra el Paro y la Precariedad ha convocado para el mediodía de mañana, lunes 30 de marzo, una cacerolada exigiendo que el Consejo de Ministros , que se reúne el martes, apruebe una Renta Básica que el colectivo denomina ” de Cuarentena “, que comience de inmediato hasta final de año y que no se pierda en trámites burocráticos que nunca ayudan a las personas con menos recursos pero que, en el momento actual de confinamiento e imposibilidad de llevar adelante sus formas de subsistir, significaría situaciones límite.

De hecho, ya hay millones de personas y familias que empiezan a sufrir las consecuencias sociales de esta gigantesca crisis y por ello exigen medidas urgentes. Una de esas medidas es la puesta en marcha de una Renta Básica de Cuarentena para todas las personas que lo soliciten. Sin obstáculos burocráticos, como suele ocurrir con las rentas mínimas y otras ayudas.

Como suele suceder, las personas más afectadas son las más vulnerables: los niños, las mujeres, las personas dependientes. La reciente visita a España de Philip Alston, el Relator Especial de la ONU sobre pobreza extrema, ha puesto encima de la mesa que la lacra social de la pobreza y la precariedad, pese a permanecer muchas veces oculta, supone una pesada losa que una sociedad como la nuestra no se debería permitir. Las consecuencias de las necesarias medidas adoptadas en la lucha contra el Covid-19 no afectan a todas las personas por igual. Muchos trabajadores van a ver mermados sus ingresos y en muchas familias esto va a tener unas consecuencias dramáticas. Otras se van a encontrar con la imposibilidad material de cubrir sus mínimas necesidades de supervivencia, ya que no es lo mismo poder tener unos ingresos ínfimos a través de la economía informal o del medio que sea, que dejar de tenerlos al limitarse severamente esas opciones por las evidentes constricciones a que da lugar esta situación de excepcionalidad.

Es por lo que la Marea Básica solicita medidas excepcionales que permitan contrarrestar los efectos indeseados de esta situación de emergencia sobre los sectores más precarizados y desfavorecidos de nuestra sociedad . Y proponen que estas medidas se concreten en una sola que permita atenuar drásticamente la gravedad de la situación: la aplicación de una Renta Básica de Cuarentena que asegure la supervivencia de todas las personas que componen nuestra sociedad , como ya se está planteando en otros países afectados como Italia.

Desde Marea Básica son conscientes ” de que esta medida implicaría la asignación de importantes recursos económicos, pero también de que la situación de excepcionalidad que vivimos permite al estado adoptarlas. Entre otras cosas, mientras que algunos sectores económicos ven mermados sus ingresos otros los ven incrementados, a veces de forma muy notable. Pensamos que el principal reto que afrontamos como civilización es el de poder avanzar en conjunto, ya que este es un problema de todos y todas. Y ese avance implica que toda la sociedad salga lo mejor parada posible de este trance que nos ha tocado vivir, pero no a costa de dejar en la cuneta a importantes sectores de la misma, todos ellos de la clase trabajadora y en precario “.

En este mismo sentido, la Asociación Andaluza de Barrios Ignorados ha emitido un audio en el que se suman a la acción y además animan a toda la población a que llenen de lazos blancos sus balcones pidiendo medidas urgentes para las miles de familias de nuestra tierra que están en una situación extrema y que, sin duda, va a empeorar si el gobierno, así como la Junta de Andalucía y los distintos Ayuntamientos, no entienden que no puede haber otro objetivo en la actual situación que hacer que estas familias salgan adelante con dignidad y sin tener que recurrir a otras formas de llevar alimento a sus casas, como está ocurriendo en el sur de Italia. A continuación os dejamos el comunicado de Barrios Ignorados: