En una decisión que deja claro que los poderes del Estado siguen teniendo la virtud de estar “atados, y bien atados”, la Junta Electoral de Zona de Córdoba ha ordenado la retirada de un lazo morado instalado en la Casa Ciudadana, en concreto en la ventana de las dependencias de Córdoba Solidaria. Asimismo, y con motivo de la misma denuncia presentada por VOX, se ha ordenado la retirada de un cartel en la sede de Ecologistas en Acción, en el mismo espacio de la Casa Ciudadana. Tanto un cartel como otro llevan meses instalados y no llaman al voto a ninguna fuerza política. Hay que aclarar que en la mencionada Casa Ciudadana se encuentran instalados colegios electorales para la jornada de hoy, 10 de noviembre.

Lazo que ha sido retirado de la ventana de Córdoba Solidaria

Los niveles de persecución a ideas, no ya por parte del partido ultraderechista, sino por parte de las instituciones de este país, ha llegado a niveles preocupantes, demostrando que nuestro estado ha entrado en una fase de retroceso en la que cualquier denuncia presentada por la ultraderecha, o cualquier formación conservadora, contra ideas contrarias a las suyas, es admitida por la mayor parte de la judicatura española.

Puestos en contactos con Cristina Contreras, de Ecologistas en Acción, nos comenta que el cartel que estaba colgado de la ventana del local de la asociación, y que difícilmente era visible desde la zona de acceso a las salas de votaciones (los locales están en la primera planta y los colegios electorales están en la planta baja) sólo ponía el nombre del colectivo, “Ecologistas en Acción”. Nos dicen que lleva años allí y que el único cometido es anunciar dónde está la sede del colectivo.

Por otro lado, Marta Barreiro, de Córdoba Solidaria, nos mostraba su tristeza, indignación y estupor, ya que el lazo morado llevaba meses y nadie se ha puesto en contacto con ellas, ni la policía ni nadie. El lazo morado, con el nombre de las mujeres asesinadas este año, estaba puesto además en un mes en el que, el día 25, hay movilización contra el terrorismo machista. Marta ha tenido la amabilidad de enviarnos unas declaraciones vía audio que podéis escuchar a continuación:

 

Si un mero lazo morado o un cartel con el nombre de una asociación ecologista es retirado por la Junta Electoral, llama la atención que no haya ocurrido lo mismo en casos en los que se han presentado personas, en distintos colegios electorales, a votar envueltos en banderas de España. Si un lazo morado o un cartel con el nombre de una asociación entiende la Junta Electoral que induce a pedir el voto para algún partido, imaginamos que ir envuelto en una bandera de España debería tener, al menos, el mismo tratamiento. Pero, evidentemente, no es así para quienes siguen ostentando la herencia de las instituciones franquistas, poniendo en entredicho, una vez más, la supuesta transición hacia la democracia de nuestro país. Todo, hoy, 44 años después, sigue “atado, y bien atado”.