La asesoría social de las Marchas de la Dignidad, que ayuda a gestionar la solicitud del Ingreso Mínimo Vital (IMV), está recibiendo personas derivadas por el propio ayuntamiento al no ofrecer el consistorio este asesoramiento a la ciudadanía.

Las Marchas de la Dignidad han creado una Asesoría Social para ayudar a solicitar el Ingreso Mínimo Vital a aquellas personas que lo necesiten en el Centro Social Rey Heredia.

Inicialmente atendían los lunes de 19.00 a 21.00, pero ante la gran afluencia de personas, han tenido que ampliar esta atención a los jueves y poner un teléfono para cita previa, para poder asistir a todas las personas que acuden al centro social.

Gran parte de las personas que atienden, explican que se han enterado de este recurso, porque desde los Centros de Servicios Sociales les han derivado al no prestar el Ayuntamiento este servicio.

Las Marchas de la Dignidad no comprenden como, siento el IMV un recurso tan demandado y necesario para muchas familias, no se dispone de un servicio municipal que preste este asesoramiento y han elaborado este comunicado:

Desde las Marchas de la Dignidad queremos denunciar la actitud del Ayuntamiento de Córdoba con las personas de esta ciudad a las que su situación de vulnerabilidad económica les lleva a tener que solicitar el ingreso mínimo vital.

Muchas de estas personas están acudiendo, los lunes y los jueves, a la asesoría social que hemos puesto a funcionar en el Centro Social Rey Heredia, a que les ayudemos a solicitar esta prestación que, en muchos casos, es un laberinto burocrático para quien tiene que pedirlo y no se ven capaces de hacerlo sin orientación y ayuda.

La gran mayoría nos dice que cuando han pedido ayuda para rellenar la solicitud, no solo no se la han dado, sino que les han enviado a nuestra asesoría social para que les ayudemos nosotros.

De la misma forma estas personas se están enfrentando a la necesidad de aportar toda una serie de documentos complementarios en un plazo de diez días, a todas luces insuficiente en la actual situación, en que muchas administraciones, entidades u organismos están cerrados o solo atienden telemáticamente, con citas previas que van más allá de ese plazo, lo que acaba motivando la denegación de solicitudes por esta causa.

Desde las Marchas de la Dignidad no nos quejamos de que nos llegue gente para solicitar el ingreso mínimo vital, todo lo contrario, continuamos invitando a toda aquella persona que lo necesite a que nos llame por teléfono y que acuda a solicitar este derecho, que como ya hemos dicho, se queda corto y lamentablemente no va a llegar a todas las personas que lo necesitan.

De lo que sí nos quejamos, es que las personas de esta ciudad, tan castigada por la pobreza, no tengan ningún recurso municipal a donde acudir para poder solicitar esta prestación, que en muchos casos va a significar poder o no poder comer, tener luz o no tenerla, o poder acceder a una vivienda.

Por todo ello, desde las Marchas de la Dignidad exigimos al Ayuntamiento de Córdoba que refuerce los servicios sociales destinados a atender a estas personas con los recursos necesarios al volumen de demanda y acorde con la situación de emergencia social que vive nuestra ciudad por la extrema precariedad y el alto nivel de desempleo.

Exigimos también que se eliminen plazos abusivos e imposibles de cumplir que se acaban utilizando como un filtro para rechazar solicitudes, aunque en este caso la responsabilidad corresponde al Gobierno Central.