En plena crisis económica provocada por la pandemia sanitaria, y que profundiza en la aún inacabada de 2008, las eléctricas han “tenido a bien” ejercer su opción oligopólica.

Las Marchas de la Dignidad exige al gobierno central que, sin la más mínima dilación, demuestren lo que plasmaron en su programa de gobierno.

Marchas de la dignidad, declaran; “En plena crisis económica provocada por la pandemia sanitaria, y que profundiza en la aún inacabada de 2008, las eléctricas han “tenido a bien” ejercer su opción oligopólica, sustentada en la actual ley que regula sus tarifas, para, sin importarle lo más mínimo el sufrimiento de millones de personas que no pueden hacer frente a sus desorbitados precios, subirlas un 27%. El precio que hemos soportado en los días en los que la ola de frío ha hecho estragos en el país y que ha dejado huella en Córdoba con temperaturas bajo cero, es el segundo más elevado de toda la historia. Casualmente, la bajada que se produjo hace dos días, cuando la ola de frío ya ha remitido, fue anunciado una semana antes por las eléctricas, mostrando así que las subidas estaban programadas para aprovechar el mayor consumo por culpa del frío”.

Alegan que el recibo que pagaremos por el consumo de este mes será, nada más y nada menos, que un 80% más alto que en enero de 2020. Una media de 20€ por factura más.

Las Marchas de la Dignidad exige al gobierno central que, sin la más mínima dilación, demuestren lo que plasmaron en su programa de gobierno. Que demuestren que las puertas giratorias por las que han transitado y transitan aún miembros de antiguos gobiernos (del PSOE y del PP) se han acabado y que lo primero son las personas.

Exigen que el gobierno cumpla con su punto programático en el que anunciaban que iban a reducir el coste del Término de Potencia, parte fija de la factura que, en el gobierno de Mariano Rajoy, subió al doble. Que, como se comprometieron en el acuerdo de gobierno, dejen de subvencionar a las empresas eléctricas para que abandonaran antiguas tecnologías y tendieran a la energía verde, o que, como prometió el gobierno de coalición, reduzca el precio de la luz en el primer tramo de consumo.

Exigen que se establezcan precios máximos de la electricidad y que se reduzca el IVA aplicado, trasladando la reducción en ingresos que supondría un aumento de los impuestos directos a las rentas más elevadas de nuestro país.

Y exigen la implantación de una empresa pública, que rompa con el oligopolio de empresas privadas que solo buscan, sin ningún reparo, millonarios beneficios para sus accionistas, que muestra su patriotismo haciendo que miles de personas mueran de frío en su país.

Exigen, asimismo, al Ayuntamiento de Córdoba, que ponga en marcha una empresa eléctrica municipal, a imagen de Barcelona y Cádiz, donde, precisamente en los momentos de crisis o de olas de frío o calor, no solo no suben el precio de la electricidad, sino que lo bajan.

Les parece indignante la hipocresía del Partido Popular. Recuerdan que fueron los causantes del cambio en la legislación en 2014, durante los gobiernos de Rajoy como presidente y del implicado en los papeles de Panamá, José Manuel Soria como Ministro de Industria y Energía. Recuerdan que incluso pusieron en marcha el “impuesto al sol” para autoproducciones solares, “porque era insolidario con las empresas eléctricas (sic)”. Escuchar ahora a cargos públicos del PP criticar que el gobierno no haga nada, da imagen de la desfachatez política de estas personas, que creen que el pueblo es imbécil. Los y las trabajadoras sabemos que fue el PP el que nos llevó a esta situación, y sabemos que el actual gobierno será cómplice absoluto si no la revierte de inmediato, como así prometió en su acuerdo programático de gobierno.

Por ello, las Marchas de la Dignidad de Córdoba, a pesar de que ya ha empezado a bajar el precio del Kw/h, van a movilizarse sin cesar hasta que se modifique la ley y no tengamos que ver cómo en cualquier momento, ante otra ola de frío o de calor, las eléctricas, amparadas en la legalidad, vuelven a hacer negocio con las vidas de personas y con las economías de toda la población. Aun teniendo en cuenta la situación sanitaria, y, como han hecho gala en este casi año de pandemia, vuelven a las calles y llaman a toda la población cordobesa a que, con doble mascarilla si es necesario, guardando los dos metros de distancia (para lo cual tendremos nuestro equipo de vigilancia), secunde la acción que tienen programada para el próximo viernes 29 de enero, a las 11 de la mañana, en la Subdelegación del Gobierno. A esta acción se sumarán otras próximas en las puertas de las principales compañías eléctricas.