Esta es la pregunta que se hacen los vecinos y vecinas del Distrito Sur día sí y día también: con el inicio de la estación de verano a pocos días, con el calor que hace y con el que vendrá, ¿por qué están abiertas casi todas las piscinas de la ciudad y la de mi barrio no?

La respuesta es simple y demoledora a la vez, la piscina del Distrito Sur (y la de la Fuensanta) no se abre porque los contratos administrativos que deben adjudicar a una empresa su gestión no están resueltos, y por lo que nos tememos todavía pueden tardar demasiados días.

¿Y por qué no se han adjudicado estos contratos aún? Desde luego no ha sido por no esperar que en verano no hiciera calor, ni por no saber a partir de qué mes se deben abrir las piscinas, ha sido porque los responsables del IMDECO y del Ayuntamiento no han sabido, o no le han puesto la suficiente voluntad, resolver el entramado administrativo para ello, FIN.

El que la piscina siga cerrada, unido a otros tantos proyectos para el barrio que siguen sin resolverse, ha hecho estallar la paciencia de vecinos y vecinas que ayer se concentraron en las puertas de la piscina municipal para protestar y reclamar que esta situación se resuelva más pronto que tarde, ojalá les escuchen…

Mientras tanto los vecinos y vecinas han convocado otra protesta para este jueves, a ver si hay más suerte y se enteran donde corresponde que el Distrito Sur también existe.