16 septiembre, 2019

‘La vida a palos’ es un proyecto musical que reivindica causas sociales con letras flamencas a modo de columnas cantadas contra la indolencia. Es una idea original de Antonio Manuel Rodríguez (letra), José María Cala (cante) y Carlos Llave (guitarra).

La primera de estas letras se llama ‘Tientos de la ciudad sin alma’ y es un grito desgarrado contra la inhumanidad, la sinrazón y la desidia de quienes permiten que haya personas sin hogar en nuestras calles aún sabiendo que estar condenado a vivir en la calle te acaba matando.

Qué solas están las calles
Cuando la ciudad descansa
Y que solos los que duermen
Sin techo y sin esperanza
En los bancos que los echan
A la calle como ratas
Y que ratas los gobiernos
Los banqueros y la masa
De gente que los miramos
Y les volvemos la cara
Qué solas están las calles
De las ciudades sin alma

Nos parece una letra tan impactante que la hemos querido acompañarla de imágenes reales para darle más vida al mensaje que transmite.

Hay disponible una versión con menos peso de este montaje musical para facilitar que se pueda compartir en redes sociales. Se puede descargar desde aquí.

5 Comentarios

  1. María José Espino

    Me parece un cante imprescindible pra recobrar un poquito de la humanidad que estamos perdiendo a pasos agigantados. Os felicito , es genial. La letra y las imágenes me han encantado.

    Responder
  2. elena de garchitorena de madrazo

    Me parece necesario en esta sociedad deshumanizada que estamos viviendo, poner un punto de atención hacia los desheredados, hacia los parias, que están ahí a nuestro lado, visibles, pero que ignoramos y preferimos mirar hacia otro lado.

    Responder
  3. Borha

    Gracias por andar en la senda del flamenco del Pueblo, del comprometío con su gente y su momento.

    Responder
  4. María Rodríguez

    Enhorabuena y miles de gracias por poner en marcha un proyecto tan necesario y urgente como “La vida a palos”. Con ese mensaje comprometido de ir despertando las almas dormidas o ciegas a tanta miseria y dolor que llevan a la muerte no solo social sino física. Grandes, muy grandes yo diría Gigantes los que participen en el proyecto.

    Responder
  5. Kiko blanco

    Nos cuesta pensar desde nuestra zona de bienestar y confor toda esta realidad, tenemos que desarrollar nuestra sensibilidad y nuestro afecto y amor hacia la humanidad antes de que nos volvamos ciegos y fríos frente al dolor de los demás, decir que siempre pasan cosas nos deja mal ubicados en la escala humana, sería como un retroceso o una involución frente a que lo mas sensato sería Revolución !!!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.