Tras la lectura de un breve manifiesto y la realización de una pancarta, un grupo de vecinos y vecinas del entorno de la Ribera realizaron una cuelga de carteles en sus balcones para denunciar y protestar por lo que consideran un atropello a su derecho a la salud y al descanso y sobretodo a la convivencia vecinal debido a la saturación de terrazas e instalación de supuestos veladores “ilegales”. “Nos sentimos abandonados por el Ayuntamiento que no hace cumplir la legalidad y no vela por la salud pública”, comentan. Apremian a una reunión urgente entre las partes implicadas.

Con el apoyo de la Asociación Vecinal La Axerquía, este grupo de vecinos y vecinas se manifestaron ayer contra una situación que consideran injusta. “La plazoleta ya estaba regulada por la Mesa de Veladores de Urbanismo después de mucho esfuerzo. Ahora, la apertura de un nuevo negocio y que no exista control sobre las mesas en las terrazas, hace la situación insostenible e hipersaturada de ruido y de personas, dándose incluso hacinamiento en la parte superior donde no se respetan las medidas de seguridad contra el Covid-19”.

La propia asociación vecinal advierte de que ya son varios los escritos dirigidos tanto a la policía, a Urbanismo como a SADECO denunciando los hechos: concentración de mesas sin control, dejar inaccesible con el mobiliario hostelero el uso de los bancos públicos, saturación de ruido, motocicletas aparcadas en aceras, uso indebido y en fuera de horarios permitidos de los contenedores de basura, etc. “En ningún momento hemos obtenido respuesta por parte del Ayuntamiento y la situación se sigue prolongando con lo que la tensión y el conflicto vecinal siguen aumentando, por lo que no descartamos acudir al Defensor del Pueblo e incluso acudir a los tribunales“, denuncian. Para ello van a solicitar en breve el asesoramiento de los servicios jurídicos de la Federación Al-Zahara, la cual también, la semana pasada, denunciaba este tipo de actuaciones incívicas y de competencia desleal para los negocios que sí cumplen con la normativa sobre veladores y que hacen lo posible para colaborar en esta situación pandémica.

Bajo la pancarta en la que se podía leer “S.O.S. VECINDARIO”, la vecindad alerta de la complicidad del propio Ayuntamiento, “Son muchas las llamadas que hacemos casi a diario a la policía y no vemos resultados. Pedimos, y es urgente, una reunión entre hosteleros, vecindad y técnicos de urbanismo para ordenar la zona. El Ayuntamiento tendrá si no, que dar explicaciones públicas ante los vecinos y actuar como marca la normativa, o bien responder ante los tribunales”, terminan afirmando.

 

Residuos industriales de hosteleria a cualquier hora