Estudiantes del Bachillerato de Danza y Música se concentran en la puerta de la Subdelegación del Gobierno

La Junta de Personal Docente No Universitario se solidariza con este estudiantado.

16 febrero, 2022

Como informábamos ayer, el alumnado de este bachillerato, afectado por la desaparición de su titulación en medio de un curso, han convocado huelga y concentraciones en cuatro provincias andaluzas, entre ellas Córdoba, para el día de hoy.

Esta mañana un nutrido grupo de estudiantes, entre los que, aparte del alumnado de Córdoba, se encontraban los del Conservatorio Profesional de Música «Ramón Garay», de Jaén, se ha concentrado en la Plaza de la Constitución para manifestar su disconformidad con el despropósito contemplado en la Ley Celáa.

En concreto, el estudiantado presente ha exigido al gobierno:

  • Que dé marcha atrás en la aplicación del R.D. 984/2021, que hace efectiva la Ley Celaá.
  • Solución inmediata para el estudiantado de Bachillerato de Música y Danza. No podemos permitir que se dinamite la educación pública y la conciliación entre Bachillerato y enseñanzas profesionales de música y danza. Una posibilidad a corto plazo podría ser la moratoria en la aplicación de esta normativa.
  • Contar siempre con la comunidad educativa, mediante participación amplia y democrática, de forma que no se tomen decisiones que nos afectan sin previo aviso. No podemos educar ni estudiar si desconocemos si al día siguiente cambiará todo y tendremos que reestructurar nuestros proyectos de vida.

En este sentido, la Junta de Personal Docente no Universitario de Córdoba, compuesta por CSIF, USTEA, CCOO, ANPE, UGT y SIEP, ha mostrado mediante un comunicado de prensa y su presencia en la concentración, «su apoyo a los institutos y conservatorios andaluces que se han encontrado a mitad del curso escolar con la imposición de adecuar las matrículas de su alumnado, que simultanea los estudios de Bachillerato y las Enseñanzas Profesionales de Música y Danza, a la nueva ley educativa«. Entienden que es ilógico que cuatro meses después de comenzar el curso, se obligue a estos alumnos y alumnas a modificar su matrícula en los institutos y, además, “recuperar” las asignaturas de la nueva matrícula que debían, según las administraciones educativas, haber cursado con anterioridad ante la amenaza de no poder titular en estos estudios.

Desde la Junta de Personal entienden que esta situación supone un ataque a las enseñanzas artísticas y deja al alumnado en un estado de indefensión y coarta su posibilidad de abrir sus opciones de estudios posterior en el sistema universitario y en las Enseñanzas Artísticas Superiores de Música y Danza, con el agravante de hacerlo con el curso ya empezado y sin plantear, al menos, una moratoria que les permita concluir sus estudios de una manera respetuosa con el esfuerzo que estos alumnos y alumnas le han dedicado. Por todo ello consideran la situación como un «despropósito» e instan a las administraciones competentes, Consejería de Educación  de Andalucía y Ministerio de Educación, a que establezca las medidas necesarias para que este alumnado pueda concluir sus estudios de Bachillerato con las condiciones existentes en su inicio, además de trabajar convenientemente las modificaciones oportunas para que las próximas promociones no se vean perjudicadas en sus opciones.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.